Frase del día

''El político se convierte en estadista cuando comienza a pensar en las próximas generaciones y no en las próximas elecciones'' Wiston Churchill

domingo, 5 de junio de 2011

Nunca dejaremos de estar indignados

Hay motivos para estar indignado, hay motivos para salir a la calle y manifestar la indignación que siente un ciudadano cuando percibe que el mundo que le rodea no le gusta y quiere cambiarlo. Hay muchas formas de demostrar que no estamos dispuestos a tolerar ésta situación ni un minuto más y hay muchas cosas que reclamar, muchas cosas que mejorar. No es monopolio de los acampados el estar indignado con la situación actual.

España padece una enfermedad en su espina dorsal, el eje de la gestión del destino de los más de 45 millones de habitantes. El poder como forma de ejercicio de la legitimidad de unos pocos para dirigir las vidas del conjunto de la ciudadanía, ese poder ha enfermado en los últimos años y ahora la izquierda se enfrenta a la izquierda.

La novedad en la lucha de las dos izquierda es que la primera, la dirigente ha perdido su ideario político, lo ha dejado al margen bien en algunos momentos para satisfacer a su entorno internacional o bien para salvar su Gobierno de las manos de los ciudadanos. Al otro lado se encuentra la izquierda real, la que no oculta lo que piensa, la que en 2004 dijo: ‘‘Zapatero no nos falles’‘. En medio se encuentra una ciudadanía sin rumbo pues el capitán se tiró por la borda hace ya tiempo.

Cada una de las posturas, cada uno de los ideales, de las ideas, de las propuestas que se plantean en las plazas de media España son los ingredientes que Zapatero y el PSOE han ido echando al plato estrella, ellos han creado el malestar. Lo que empezó como algo espontáneo, luego organizado, luego desinflado tras las elecciones del 22 de mayo y que no sabemos como finalizará queda para la retina de los españoles que vieron como se vulnera la ley con total impunidad y de forma reiterada en jornada de reflexión.

Indignados salieron los millones de españoles convocados a las urnas el pasado 22 de mayo, y decidieron quienes serán sus alcaldes y presidentes regionales. El PSOE si aún se considera ‘’de izquierdas’’ debe parar, sentarse y reflexionar. De nada le sirve colocar a un ‘sprinter’ si antes no saben que quieren hacer con España. La gestión de la crisis es modelo ejemplar de como no se deben hacer las cosas, no se puede mentir a los ciudadanos, no se puede decir una cosa y hacer lo contrario porque la ciudadanos no son tontos. No se puede aplicar recortes sociales y decir que todo está mejor que hace unos años. Ya presenten cien como Rubalcaba, él es Zapatero, él es la gestión de los últimos 7 años y a él también le debemos la situación de España.

Por eso el problema no es el sistema, el problema son los malos políticos, los malos gestores, los que vienen para nutrirse del sistema, los que corrompen las instituciones y las ponen a su servicio, a ellos le debemos ésta crisis económica, y solapada una crisis ideológica y de valores. Sin resolver la segunda nunca resolveremos la primera, nunca dejaremos de estar indignados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada